¿Tienes preguntas?

 Llamanos

Centro Especializado Monalico / Rizar las pestañas

Rizar las pestañas

El sueño de casi cualquier ser humano es tener unas pestañas de infarto, ya que son una parte muy importante de la mirada. No todos tenemos la suerte de tener unas pestañas largas y curvadas y bien espesas, pero actualmente existen muchas técnicas para conseguir resultados espectaculares y sin que suponga un gran esfuerzo.

 

Un instrumento que es económico y que se utiliza a diario en casa es el rizador de pestañas. Este instrumento apareció en el año 1930 y que sirve para curvar nuestras pestañas. Actualmente existen muchos tipos de rizadores de pestañas, y hay casi uno para cada forma del ojo que pueda tener cada persona. En muchas ocasiones si este instrumento no se utiliza adecuadamente puede dañar la pestaña, es importante que lleve una goma para no cortarlas y sobretodo es importante hacerlo antes de poner la máscara de pestañas y no después, porque lo único que conseguirás con eso es quedarte sin pestañas.

 

Otra técnica que podemos encontrar en salones de belleza y que se lleva practicando mucho tiempo para rizar las pestañas, es la permanente. Al igual que cuando se hace la permanente para nuestro cabello, el producto que se utiliza es muy fuerte y aunque se utilicen productos de muy buena calidad, no deja de quemarse la pestaña para que mantenga una forma rizada.

 

Por este motivo, la permanente no se recomienda hacer más de 3 veces al año, ya que puedes llegar a quedarte sin tus pestañas. Si eres una persona con suerte y tus pestañas ya está rizadas de forma natural, el tinte puedes ponerlo incluso una vez por semana, así conseguirás un efecto maquillaje sin estropear tu pestaña natural.

 

En caso de no tener el rizador de pestañas, puedes probar otras formas para rizar las pestañas, por ejemplo con una cuchara. Es muy sencillo, solo tienes que calentar la cuchara bajo el agua caliente (no esperar hasta que queme) y debes colocar la cuchara sobre el párpado móvil, con la parte cóncava mirando hacia arriba y con mucho cuidado de no dañar o estirar las pestañas ya que puedes provocar una caída prematura. Con el pulgar debes presionar un poco las pestañas y cuando haya cogido la forma deseada solo tienes que poner una buena máscara de pestañas y obtendrás unos buenos resultados.

 

Rizar las pestañas se puede conseguir fácilmente con otra técnica y sin dañarlas, y esto es gracias a las extensiones de pestañas. Las extensiones de pestañas ya tienen una curvatura predeterminada, por lo que si tu pestaña es recta, no debes preocuparte ya que el efecto será de unas pestañas espectaculares. Las extensiones de pestañas no únicamente hacen que tus pestañas estén siempre curvadas, sino que además podrás conseguir un efecto de más volumen, más longitud y si quieres un efecto máscara de pestañas y parecer que siempre vas maquillada.

 

También se puede cambiar la forma de tu ojo de forma que si tienes un ojo pequeño podemos ampliar la mirada o si quieres tener un efecto de ojo rasgado, también se puede conseguir. Otro punto a favor que encontramos en las extensiones es que a diferencia de la permanente, puedes hacerlo sin ningún problema a lo largo de un año, aunque es importante hacer descansos de al menos 8 semanas.

 

Por lo que si quieres conseguir unas pestañas más curvadas, puedes probar cualquiera de estos tratamientos o técnicas, pero es importante saber que a la hora de hacer cualquier tratamiento en nuestras pestañas, debes acudir a un centro especializado en el que puedan aconsejarte que es lo mejor para tus pestañas, para no dañarlas y  siguiendo también lo que quieres conseguir como resultado final.

 

 

Pedir la Cita

¿Ya sabes

Que es Lo Mejor Para Ti?

Pestañas de Vison Microblading Pestañas 100% Natural

Pestañas de

Vison

 

Leer Mas

Microblading

 

 

Leer Mas

Pestañas 100%

Natural

 

Leer Mas